viernes, 3 de junio de 2016

Comentario Crítico sobre los picaros y quijotes de antes y de ahora

Cuando decimos que una novela es picaresca, nos referimos a un tipo de composición narrativa que surge en España en el siglo XVI, siendo un tipo de novela  innovadora en esa época, debido a que en ese tiempo lo que abundaban eran las novelas de caballería. Nació con la novela del “Lazarillo de Tormes” publicada en el año 1554. Unas características principales de este tipo de novela son: las narraciones en prosa, el protagonista debe ser un pícaro,el amo es  un personaje secundario, cada capítulo son episodios cerrados,se emplea un lenguaje vulgar, refleja la sociedad,... Estas son algunas entre otras más.

Actualmente, muchas personas creen que los picaros de ahora son muy diferentes a los pícaros de los siglos anteriores, pero pienso que realmente no es una diferencia muy grande, ya que hace unos siglos fue el inicio de los pícaros, lo cual al ser el inicio tampoco era algo que se llevará mucho hasta que poco a poco se ha convertido como en una “afición “ . En las épocas anteriores, lo más común era el robo de los alimentos, para el beneficio propio o por ejemplo el robo de propiedades valiosas como joyas para revenderlas y aprovecharse de ello, pero no era tan común al principio. Pero actualmente, desde mi punto de vista, como dije anteriormente se ha convertido como en una “afición “ o incluso en un “oficio “, porque si nos damos cuenta hoy en día se emplea desde la infancia hasta la vejez, por ejemplo cuando un niño roba un caramelo, o cuando un adolescente accede a redes WI-FI o antenas para el beneficio propio, queramos o no en esos casos estamos empleando la picaresca.

La picaresca se podría dar como un rasgo nacional ya que se podría decir que mi generación, por ejemplo, ha nacido con la picaresca empleandose. Desgraciadamente actualmente se emplea más por la crisis que nos acecha desde 2007, es decir, poco a poco el número de personas que emplean la picaresca ha aumentado.

Los pícaros no se pueden asociar a una clase social específica por lo que os voy a argumentar ahora:
La mayoría de las personas piensan, como es lógico, que se deben dar en los casos de la gente sin hogar, desempleado, es decir pobres, pero mucha de la gente que piensa así se equivoca porque ¿A cuántos políticos hemos visto robarnos para tener una calidad de vida mejor o para quitarse deudas o pagos que tenían pendientes sin afectarles mucho?
Todos sabemos que aunque gran parte sean las personas que ocupan techos en viviendas deshabitadas, roben a las personas o simplemente roben comida para comer, pero en mi caso pienso y apostaría a que un 50% de los casos serían los de clase alta, ya que como son los que están más cerca de dominar el dinero pueden robarnos de una manera más fácil y rápida.
No defiendo a los pícaros, pero si tuviera que entender a alguien por emplear la picaresca seria a las pobres familias que lo único que quieren es algo de dinero o de comida para poder sobrevivir día a día.

Como ya sabemos hay mayor porcentaje de pícaros en el mundo que de Quijotes, pero sigue habiendo gente con los ideales de él, es decir, inocente , honrado y con pensamiento de ayudar a los demás, aunque se incluya a él mismo nos afecta a todos, además sin ningún tipo de favor a cambio, si no hubiera ningún Quijote en este mundo, no se que podría ser de la clase media hoy en día con la de corruptos que existe. Pero creo que no se debe dejar de luchar y de perder la esperanza por los ideales que queremos.

En mi lugar, si tuviese que elegir entre qué querría ser, si una persona aprovechada de la gente y engañandolos  o una persona honesta y capaz de ayudar a todo el mundo sin pedir nada a cambio, elegiría ser un Quijote.
Sé que se puede pensar que todo el mundo para quedar bien, diría pues elijo ser Quijote por venderme un poco, pero en mi caso no es así, ya que creo que todo el mundo se merece ser feliz y recibir ayuda si es necesaria. Dicho esto, también puedo comentar que cuando era una niña, tuve una experiencia pícara, ya que me lleve un caramelo de 5 céntimos de una tienda, pero cuando se lo conté a mi padre, le pedí devolverlo porque me estaba sintiendo muy mal por haberme llevado algo que no es mío, y por ello me considero una persona noble y amable.

Esperanza Valverde Martínez 1BTO A

No hay comentarios:

Publicar un comentario